Diadie Haidara, Ismael Oralidad

Zimma, la oralidad que nos habla de nosotros

Autor invitado: Vicente E. Montes Nogales (Profesor Universidad de Oviedo)

Nuestra recomendación para este periodo de confinamiento es Zimma, un cuento que Ismael Diadié Haïdara ha publicado en la editorial Vaso Roto. Haïdara es un escritor prolífico, uno de los principales autores africanos que escribe en español cuyos estudios acerca de la historia del norte de Mali y producción literaria merecen especial atención. Historiador y filósofo es, asimismo, el custodio del Fondo Kati de Tombuctú, compuesto por 12.714 manuscritos que, a su vez, poseen más de 7000 textos marginales. Se trata de un valioso legado documental andalusí que es necesario proteger con el mayor esmero, como han hecho los antepasados de Haïdara, de generación en generación.

Zimma pertenece al género jantol, una particular clase de cuentos que había dado a conocer el erudito maliense Amadou Hampâté Ba y que forman parte principalmente de la cultura peul. Estos textos orales se caracterizan por su gran extensión y contenido, pudiendo exponer un mito, una fábula didáctica o un viaje iniciático. Son recitados en verso o en prosa y sus personajes son humanos o seres fantásticos. El relato de Haïdara recuerda más a los jantol songays, de la curva del Níger, ya que se divide en diferentes capítulos que pueden ser considerados cuentos independientes en el interior de una narración principal que ocupa la menor parte del espacio y del argumento de la obra. Cada capítulo de Zimma presenta una estructura similar, una introducción que en forma de proverbio o digresión refleja la sabiduría popular, el desarrollo de los acontecimientos y, por último, una enseñanza moral. Todos ellos proporcionan al lector lecciones de gran utilidad mediante las que podrá reconocer y hacer frente a diferentes sentimientos humanos, como la tristeza, la soledad, el sufrimiento, la envidia, el orgullo, el odio o la vanidad. También invitan a apreciar y buscar las virtudes y a discernir lo verdaderamente importante de lo banal. Aquel que adquiere el saber que el sabio de la montaña transmite en cada una de sus lecciones habrá comprendido el sentido de la verdad y concluido, en cierto modo, el viaje iniciático que emprende el protagonista del cuento, el joven Dri, tras averiguar donde se halla el camino de los enigmas que conduce al manantial de la montaña.

El sabio anciano actúa como un guía que encamina al lector al conocimiento de sí mismo, de la realidad externa y de su objetivo en la vida. De este modo, Zimma es una reflexión acerca de la naturaleza humana, de las pasiones, anhelos y angustias que nos apartan de la senda que lleva a la perfección.

Nada mejor para concluir esta recomendación en tiempos tan difíciles que añadir algunas líneas de uno de los cuentos de este jantol:

“Si la noche está ahí, con sus estrellas ausentes, no te desesperes, no hay noche que no termine en alba; si la lluvia está ahí, con sus truenos y relámpagos, no desesperes, no hay lluvia, ni siquiera torrencial, que no termine con un cielo despejado; si el viento de arena te sorprende en mitad del desierto, con sus silbidos y su polvo, no desesperes, no hay tempestad que no traiga la brisa de la noche o de la mañana”.

Zimma. Diadié Haïdara, Ismael. Vaso Roto (2014). Traducción Elisa Remón.

 

 

2 comments on “Zimma, la oralidad que nos habla de nosotros

  1. Alberto Mrteh

    Me ha resultado fascinante. Cada vez me interesa más la tradición oral.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

    Me gusta

Responder a Alberto Mrteh Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: